Educación Especial en tiempos de la “Cuarta Transformación”.

*Redacción Educación Especial Hoy

La educación en México lleva décadas dominada y sujeta a los designios de organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU); con modelos educativos descontextualizados y alejados de las necesidades reales de la población, hemos caído en una profunda crisis cuya salida se aleja cada día más de nosotros.

Aunado a esta problemática, la intervención de grupos empresariales, medios de comunicación y otros sectores poderosos en nuestro país, ha propiciado el desmantelamiento paulatino de la educación pública y un grave aumento en las brechas de discriminación, rezago y atraso.

La educación ha dejado de ser un derecho humano fundamental y una política de Estado y se ha transformado en un negocio lucrativo que hay que explotar al máximo; los alumnos, maestros y familias, son asumidos como simples ejecutores de mandatos, sin derecho a cuestionar, a manifestarse en contra o a proponer.

La nula participación de estudiantes y padres de familia en las Audiencias Públicas para la elaboración de las Leyes Secundarias es muestra clara del desinterés de los legisladores en escuchar sus demandas, necesidades y propuestas; nos enfrentamos a otra reforma basada en la simulación y los intereses particulares.

Al iniciar la nueva administración y la llamada “cuarta transformación”, las expectativas respecto al cambio educativo eran muy altas; lamentablemente, poco quedó de la iniciativa de reforma enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 12 de diciembre pasado; mientras él afirma que nuestro país ya no sigue recetas de organismos internacionales, la Reforma Educativa aprobada el pasado 15 de mayo, demuestra lo contrario y termina de imponer un modelo educativo neoliberal y mercantilista dentro del cual, el Estado se deslinda de su responsabilidad con la educación de la población.

Afirmar que fuimos engañados sería mentir, hubo señales muy claras que nos advertían sobre el rumbo que tomaría la política educativa en la actual administración; la elección de Esteban Moctezuma Barragán como Secretario de Educación Pública, fue una de las más fuertes señales de alerta, aún así, el magisterio decidió confiar en Andrés Manuel López Obrador.

En el marco de las políticas internacionales, la Educación Especial, resulta incómoda, discriminatoria, excluyente y debe ser eliminada; es así como el Estado mexicano, pretende tirar a la basura, dos siglos de historia, desarrollo, investigación
y avances que han favorecido los aprendizajes y la calidad de vida de las personas con discapacidad, trastornos del desarrollo, problemas de comunicación, problemas graves de conducta y aptitudes sobresalientes en nuestro país.

A través de la manipulación de tratados vinculantes, como la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y de la complicidad con autoridades y diversos actores implicados en la educación de este grupo vulnerable, se ha difundido la idea de que la inclusión educativa es el sustituto de la educación especial y de que no es posible la coexistencia entre ambas.

Si la educación básica es un negocio, la política de Inclusión Educativa, abre la puerta a un sinfín de posibilidades de lucro y ganancia; reducir al mínimo la oferta pública, significa fortalecer la privada.

La introducción del concepto “inclusión”, puede parecer progresista e innovador; sin embargo, es necesario leer las letras chiquitas y dimensionar sus implicaciones. Hay que precisar que la inclusión es una política de Estado y la educación especial una disciplina; ahí radica una de las principales diferencias entre ambas.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR EDUCACIÓN ESPECIAL?

A pesar de que la Educación Especial ha transitado a lo largo de su historia, por diferentes modelos, enfoques y paradigmas (Asistencialista, Médico-Rehabilitador, Psicopedagógico, Integrador y actualmente Incluyente), no ha logrado desprenderse de la idea normalizadora, ni de la intención de que todos los sujetos entren en los estándares establecidos por la sociedad.

Recordemos, que la Educación Especial y la formación de maestros especializados en las Escuelas Normales Públicas, fue la manera en que el Estado asumió su responsabilidad con la educación de este grupo vulnerable; eliminar a esta modalidad educativa y dejar de formar maestros especialistas, constituye una violación al derecho a la educación de una población que se estima en 10 millones y que va en aumento.


“Ninguna política internacional está por encima del derecho a la dignidad humana”.

Un modelo educativo de Educación Especial, que de respuesta oportuna a las necesidades de aprendizaje de los alumnos, debe estar centrado en el sujeto, sus necesidades y en la modificación de los contextos para eliminar las llamadas Barreras para el Aprendizaje y la Participación (BAP).
Es importante conocer cada una de las condiciones que hacen que una persona requiera de atención educativa especializada y realizar programas adaptados a cada individuo.

En ese sentido, la educación especial, es la vía para que las personas con discapacidad de nuestro país adquieran las herramientas, aprendizajes y habilidades que les permitan alcanzar el máximo grado de independencia, autonomía, autodeterminación y participación social; la educación especial es un derecho de todos quienes la requieren, y es responsabilidad del Estado garantizar su permanencia, fortalecimiento y aumento en su cobertura. La educación especial, es un acto de justicia social.

Si comenzamos a hablar de comunalidad, convivencia, respeto y empatía, no es necesario hablar de inclusión porque esta ya estará dada; reconocer, valorar y celebrar las diferencias individuales, debe ser el principio rector de cualquier sociedad justa y equitativa; entender que todos merecemos vivir dignamente y caminar juntos hacía ese objetivo, es la vía para la construcción de un mejor país para todos los mexicanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s