De modalidad a “servicio”, Educación Especial en la iniciativa de Ley General de Educación.

*Redacción Educación Especial Hoy.

A pesar de haberse fijado un plazo de 120 días para legislar y aprobar las Leyes Secundarias de la Reforma Educativa, los legisladores decidieron extenderse hasta finales de este mes para analizar, discutir, legislar y aprobar las iniciativas; una acción contraria a lo establecido en el recién reformado Artículo 3° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La iniciativa para la Ley General de Educación, presentada por el senador Martí Batres de MORENA y publicada en el Diario Oficial de la Federación, constituye otro golpe para Educación Especial, atentando contra el derecho a la educación de niñas, niños, adolescentes y jóvenes que se benefician y requieren de esta disciplina para su desarrollo.

Presentar el análisis completo de la iniciativa nos llevaría muchas páginas, por lo tanto señalamos una serie de puntos a considerar sobre la situación en la que quedaría Educación Especial si se aprueba sin cambios de fondo:

  • Se asocia a la inclusión educativa, como una política que aplica únicamente para las personas con discapacidad y con necesidades específicas de aprendizaje; en la iniciativa no es clara la diferencia entre Inclusión Educativa y Educación Especial.
  • La Educación Especial pasa de ser una modalidad del Sistema Educativo Nacional, a asumirse como un servicio únicamente escolarizado; esto significa una regresión y abona el camino para su eliminación total. Un servicio es prescindible en cualquier momento, una modalidad no.
  • Las personas con discapacidad únicamente son mencionadas en el Capítulo VIII, están excluidas del resto de la ley.
  • Se excluye la formación integral de los alumnos con requerimientos de Educación Especial; no se contemplan habilidades para la vida, la comunicación, la convivencia, la atodeterminación, el auto-sostenimiento y la independencia.
  • Se desconoce la formación de maestros de Educación Especial (Artículo 92); de acuerdo con el estudio realizado por la Honorable Junta Académica de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana (BENV), el Plan de Estudios 2018 no cubre los créditos mínimos para ser considerado licenciatura. El desconocimiento legal de la Licenciatura en Educación Especial, afianza el proyecto educativo neoliberal y el plan de estudios impulsado por Mexicanos Primero e impuesto de manera irregular, corrupta y opaca.
  • Es un error crear una Licenciatura en Inclusión, puesto que la implementación de la política corresponde a todo el Sistema Educativo Nacional; se fortalece la creencia de que la inclusión de las personas con discapacidad es sólo tarea de los licenciados en inclusión.
  • Al centrar la inclusión como exclusiva de las personas con discapacidad, se excluye a los otros grupos en situación de vulnerabilidad que también tienen derecho a ser incluidos en el SEN.
  • No hay coherencia entre la redacción del Capítulo VIII y el resto de la iniciativa, parece haber sido escrita por diferentes personas o grupos.

Capítulo VIII

De la educación inclusiva

Artículo 61. La educación inclusiva se refiere al conjunto de acciones orientadas a identificar, prevenir y reducir las barreras que limitan el acceso, permanencia, participación y aprendizaje de todos los educandos, al eliminar prácticas de discriminación, exclusión y segregación.

Aquí faltaría eliminar políticas y no sólo prácticas, pues se reduce sólo a los actos concretos. Además, ¿quién se encargará de diseñar y llevar acabo esas acciones?

La educación inclusiva se basa en la valoración de la diversidad, adaptando el sistema para responder con equidad a las características, necesidades, intereses, capacidades, habilidades y estilos de aprendizaje de todos y cada uno de los educandos.

Si la educación fuera inclusiva, no habría la necesidad de adaptar los sistemas, pues de manera natural, o de origen, habría cabida y respeto a todas las diferencias individuales y colectivas.

Artículo 62. El Estado asegurará la educación inclusiva en todos los niveles, con el fin de favorecer el aprendizaje de todos los estudiantes, con énfasis en los que están excluidos, marginados o en riesgo de estarlo; para lo cual buscará:

  1. Favorecer el máximo logro de aprendizaje de los educandos con respeto a su dignidad, derechos humanos y libertades fundamentales, reforzando su autoestima y aprecio por la diversidad humana;
  2. Desarrollar al máximo la personalidad, los talentos y la creatividad de las personas;
  3. La plena participación de las personas, su educación y facilitar la continuidad de sus estudios en la educación obligatoria y superior;
  4. Instrumentar acciones para que ninguna persona quede excluida del Sistema Educativo Nacional por motivos de origen étnico o nacional, creencias religiosas, sexo, orientación sexual o de género, así como por sus características, necesidades, intereses, capacidades, habilidades y estilos de aprendizaje, entre otras, y
  5. Realizar los ajustes razonables en función de las necesidades de las personas y otorgar los apoyos necesarios para facilitar su formación.

Contradicción con lo dispuesto en lo referente a la educación media superior y superior, pues en ellos, no aparecen las personas con discapacidad ¿Y los Centros de Atención a Estudiantes con Discapacidad (CAED)?

Artículo 63. El Estado proporcionará a las personas con discapacidad la posibilidad de aprender y desarrollar habilidades para la vida que favorezcan su inclusión laboral, a fin de propiciar su participación plena y en igualdad de condiciones en la educación y en la sociedad.

¿Sólo su inclusión laboral? ¿Las habilidades para la vida diaria, el autocuidado, autodeterminación, auto-sostenimiento e independencia no son importantes?

Artículo 64. En la aplicación de esta ley, se garantizará el derecho a la educación a los educandos con capacidades, circunstancias, necesidades, estilos y ritmo de aprendizaje diversos; para tal efecto, en el marco de la educación inclusiva, previa decisión y valoración de madres y padres de familia o tutores, y del personal docente, se prestarán servicios de educación especial en situaciones excepcionales.

¿Qué significan las “situaciones excepcionales”? ¿Quién las determina? ¿Con qué parámetros?

Estos servicios podrán ser de carácter temporal, optativo, voluntario y proporcional, para apoyar la atención escolar de los educandos que, por alguna condición de discapacidad, aptitudes sobresalientes o dificultades severas de aprendizaje, de conducta o de comunicación, enfrentan barreras para el aprendizaje y la participación. Ofrecerán formatos y lenguajes accesibles para su educación, procurando en la medida de lo posible su incorporación a todos los servicios educativos, sin que esto cancele su posibilidad de acceder al servicio escolarizado de educación especial, lo anterior de común acuerdo entre la escuela, y las madres y padres de familia, tutores o cuidadores de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad, atendiendo al interés superior señalado en esta ley .

¿Qué significa proporcional?

¿Educación Especial es únicamente el servicio escolarizado? Esto no es así, pero de serlo, se contrapone con el capítulo sobre Educación Básica, donde se retoman los Centros de Atención Múltiple (CAM).

Los profesionales que laboran en este tipo de servicios de educación, en conjunto con los directivos y docentes de la educación obligatoria son responsables de apoyar la transformación de las condiciones de la escuela y la comunidad educativa, con la finalidad de identificar,  prevenir, minimizar y eliminar las barreras que obstaculizan la participación y el aprendizaje de los alumnos con discapacidad, con dificultades severas de aprendizaje, de conducta o de comunicación, así como de aquellos con aptitudes sobresalientes; a través de acciones como el diagnóstico de la escuela y la ruta de mejora escolar, la detección y evaluación oportuna de los educandos; y el desarrollo de un plan de intervención que incluya los ajustes razonables en la planeación, la enseñanza y la evaluación de los aprendizajes, que la escuela debe implementar.

El Estado y el Sistema Educativo Nacional SE DESLINDAN de su responsabilidad en la inclusión, el fracaso de la política recaerá en los trabajadores de los servicios de Educación Especial (maestros, directivos, personal administrativo, etc).

El Estado procurará la mayor cobertura de servicios de apoyo, atendiendo a las necesidades de cada contexto, para lo cual establecerá servicios permanentes y transitorios.

El Estado procurará la mayor cobertura, pero, no garantizará la totalidad de la misma. Falla en el primer procedimiento técnico relacionado con la inclusión. Al utilizar la palabra “procurar”, el Estado no se obliga a garantizar la cobertura total, todo queda en intenciones y discursos.

Este servicio garantizará la satisfacción de las necesidades básicas de aprendizaje, el bienestar y el máximo desarrollo de su potencial para la autónoma inclusión a la vida social y productiva.

La Secretaría emitirá lineamientos en los cuales se determinen los criterios orientadores para la prestación de los servicios a los que se refiere el presente artículo y se cumpla con el principio de inclusión.

¿Qué se entiende por inclusión? Tanto la Secretaría de Educación Pública como los legisladores, han demostrado poca claridad sobre el significado de la palabra y sus implicaciones.

Artículo 65. Los servicios de educación a los que se refiere el artículo anterior, atenderán a los educandos de manera adecuada a sus propias condiciones, estilos y ritmos de aprendizaje, para lo cual ofrecerá las medidas pertinentes, entre ellas:

  1. Facilitar el aprendizaje del Braille, la escritura alternativa, otros modos, medios y formatos de comunicación aumentativos o alternativos y habilidades de orientación y de movilidad, así como la tutoría y el apoyo necesario;
  2. Facilitar el aprendizaje de la Lengua de Señas Mexicana y la promoción de la identidad lingüística de las personas sordas;
  3. Asegurar que la educación de los educandos ciegos, sordos o sordociegos se imparta en los lenguajes y los modos y medios de comunicación más apropiados para cada persona y en entornos que permitan alcanzar su máximo desarrollo académico y social;
  4. Asegurar se realicen ajustes razonables para las personas con discapacidad, y
  5. Proporcionar a educandos sobresalientes la atención que requiera su esfuerzo cognitivo.

No se establece ni menciona la formación de profesionales debidamente capacitados para enseñar lo que se señala, y además, se debería mencionar el diseño e implementación de currículo individualizado cuando se requiera.

Retoma muy a la ligera lo establecido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) y la Observación General N° 4 del Comité de Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Artículo 66. Para la atención educativa de los educandos con discapacidad, con dificultades severas de aprendizaje, de conducta o de comunicación, la Autoridad Educativa Federal, con base en sus facultades, establecerá los lineamientos necesarios que orienten la toma de decisiones relacionadas con los mecanismos de acreditación, promoción y certificación.

Artículo 67. Para la identificación y atención educativa de los estudiantes con aptitudes sobresalientes, la Autoridad Educativa Federal, con base en sus facultades y la disponibilidad presupuestal, establecerá los lineamientos para la evaluación diagnóstica, los modelos pedagógicos y los mecanismos de acreditación y certificación necesarios en los niveles de educación básica, así como la educación media superior y superior en el ámbito de su competencia. Las instituciones que integran el Sistema Educativo Nacional se sujetarán a dichos lineamientos.

Las instituciones de educación superior autónomas por ley podrán establecer convenios con la autoridad educativa federal a fin de homologar criterios para la atención, evaluación, acreditación y certificación, dirigidos a educandos con aptitudes sobresalientes.

¿Y las personas con discapacidad?

Artículo 68. Quienes presten los servicios educativos que se mencionan en este Capítulo, en el marco del Sistema Educativo Nacional, atenderán las disposiciones en materia de accesibilidad señaladas en la presente ley, la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad y en las demás normas aplicables.

¿Cuáles son los servicios que se mencionan en este capítulo?, y, ¿Qué no es el Estado quien prestará los servicios? ¿Se está asumiendo y validando la privatización de los servicios de Educación Especial?

Es posible, que muchos maestros de Educación Especial, y padres de familia, esperen un oficio o comunicado de parte de la SEP, para creer en lo que está sucediendo; no será así, el desmantelamiento se irá dando de manera paulatina, tal como ha sucedido durante por lo menos los últimos diez años.

Una muestra clara de la política de atención a personas con discapacidad, es la reciente orden de reducir el número de asesores en los Centros de Atención a Estudiantes con Discapacidad (CAED), único servicio de bachillerato para personas con discapacidad en México.

Oficio mediante el cual se ordena la reducción de personal en los CAED.

Otra señal de alerta, es el la reducción de la matrícula en los Centros de Atención Múltiple (CAM), y el traslado de alumnos a las escuelas ordinarias sin que estas cuenten con el personal, materiales, herramientas e infraestructura para proporcionarles la atención que requieren.

A pesar de que las autoridades educativas, afirman que Educación Especial no desaparecerá, la meta de la ONU y la UNESCO, es la “Inclusión plena” y el plazo vence en 2030.

Dejar de ser una modalidad y convertirse en un servicio, deja a Educación Especial con poco tiempo de vida y a sus alumnos en situación aún más vulnerable.

La reducción en el presupuesto destinado a Educación y la débil política de atención a las personas con discapacidad del Estado mexicano, ofrecen un panorama poco alentador.

Está en manos de maestros, familias y personas con discapacidad, rescatar a Educación Especial y garantizar el derecho de niños, niñas, adolescentes y jóvenes al aprendizaje y la participación.

Faltan más personas con discapacidad en las escuelas, también falta compromiso del Estado y de la SEP para legitimar su presencia en las aulas.

10 comentarios en “De modalidad a “servicio”, Educación Especial en la iniciativa de Ley General de Educación.”

  1. Es preciso lograr una interlocución en la cámara de diputados que les oriente y de luz sobre estos temas, antes de que se apruebe un cambio tan nefasto para educación especial.

    Me gusta

  2. Lamentablemente cada estado hace algo diferente, cada zona y cada Director, algunos SOLICITAN un número determinado de niños en estadística (hablo de UDEI o USAER) otros menos, otros un mar de papeleo y trámites, nadie se pone de acuerdo cada estado, zona, CAM, USAER, ETC PARECE SER QUE SE MANEJAN AUTÓNOMOS

    Me gusta

  3. Queda claro, como mencionan algunos autores “La educación especial en sí misma potencia la segregación y obstruye el desarrollo de la educación inclusiva” otra, “La Educación especial es una BARRERA para la inclusión.. su visión de expertos que atienden “niños especiales” absuelve al resto del sistema educativo de la responsabilidad de los aprendizajes” (Rouse M, 2010)
    Considero que quienes defienden la educación especial en estos tiempos es porque les faltan referentes y parten de los mismos supuestos de los 80’s o quizá de la Declaración de Salamanca (1994) con una aplicación nefasta, sin entender la evolución conceptual.
    Otro punto, es frecuente ver a muchos maestros de Ed. Especial recién conociendo o “aplicando”el Index for inclusion como si fuera lo último (documento del año 2000)

    Artículos recomendados para leer:
    Guía para asegurar la inclusión y la equidad (Unesco, 2015)
    Y los últimos de este año https://es.unesco.org/themes/inclusion-educacion/foro-internacional-2019 el documento de trabajo

    Me gusta

    1. La Educación Especial no es para “niños especiales”, lo especial es la metodología, didáctica, herramientas y atención para favorecer el aprendizaje.
      Conocemos todos los documentos que sustentan el enfoque de inclusión, suponemos que no eres mexicano o que desconoces las condiciones reales de nuestro sistema educativo.

      Me gusta

  4. Buenos Días.
    Soy madre de un joven de CAED y me interesa ponerme en contacto con ustedes, porque considero que debemos sumarnos todos los afectados para poder ser escuchados y sobre todo, para defender la Educación Especial. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s