“Teletonización de la Educación Especial”.

*Redacción Educación Especial Hoy.

La falsa filantropía en México.

El tema del Teletón causa polémica y hiere susceptibilidades en nuestro país, las críticas a una fundación “creada para ayudar a los más vulnerables”, no son bien recibidas y se interpretan como falta de empatía, poca solidaridad y hasta envidia. Pero ¿Qué hay detrás de Teletón y qué relación tiene con la Educación Especial?

Las respuestas están en la “Teletonización”, una problemática que afecta al sistema educativo y a todos los sectores relacionados con la atención a personas con discapacidad.

Hemos llamado “Teletonización”, al proceso mediante el cual el Estado se deslinda de su responsabilidad con la educación de las personas con discapacidad y con necesidades específicas de aprendizaje; estableciendo convenios y acuerdos con la iniciativa privada para que sean ellos los que se encarguen de proporcionarles servicios.

Significa una regresión al modelo asistencialista, donde a las personas con discapacidad no se les consideraba sujetos de derechos y la atención que recibían era un acto de caridad, filantropía y buenas intenciones.

El gobierno ahorra recursos al dejar de invertir en la Educación Especial, y la iniciativa privada gana clientes; los apoyos económicos proporcionados a 1 millón de personas con discapacidad serán empleados para cubrir parte del costo de los servicios que el sector público deje de proporcionar.

Fernando Landeros, se ha reunido en dos ocasiones con el presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestando su interés de que el dinero de los apoyos que reciben las PcD, se gaste en la Fundación Teletón. Todo esto a pesar de que el presidente declaró durante su campaña:

“Menos Teletón y más responsabilidad del Estado”.

Desde los inicios de la Fundación Teletón, el Estado mexicano le ha destinado grandes cantidades de dinero en “donativos”; el 50% de los ingresos de dicha fundación provienen del erario, es decir: es dinero público que sale de los impuestos que pagamos todos los mexicanos.

El dinero destinado a esa “obra de caridad”, tendría que ser destinado a la construcción, mejoramiento y aumento en la cobertura de los servicios públicos de atención a las PcD; no es así, la estructura pública se desmantela poco a poco, mientras Teletón se fortalece. En algunos lugares, los CRIT son la única opción que tiene la población para recibir los servicios que el Estado debería proporcionar a todos; esta situación provoca que la misma población, defienda y apoye a una fundación, en lugar de exigir que el gobierno cumpla con sus responsabilidades.

La corrupción, lucro y evasión de impuestos de la Fundación Teletón, está ampliamente documentada y comprobada; detrás del discurso de “ayuda al prójimo” se esconden intenciones e intereses particulares de un grupo de personas que han encontrado en la discapacidad, el mejor negocio del mundo.

El proceso de teletonización no se da de un día para otro, se va construyendo y concretando de manera gradual, pasando desapercibido para muchas personas. En el SEN:

  • Se deja de invertir en el sector público, y se destinan recursos a la iniciativa privada, se deja de otorgar contratos definitivos al personal de Educación Especial (volviéndolos prescindibles en cualquier momento).  
  • Se reduce el campo de acción de esta disciplina.
  • Se limitan las funciones de los maestros especialistas.
  • Se desmantelan los equipos multidisciplinarios (Psicólogo, Trabajador Social, Terapeuta, Pedagogo, etc).
  • Se diluye la formación y se delegan cada vez más responsabilidades en el maestro frente a grupo.

Al mismo tiempo, se inicia una campaña de desprestigio a la Educación Especial, se activan mecanismos legales como el juicio de amparo, se modifican las leyes educativas y se utilizan los acuerdos y políticas internacionales para convencer a la población de que dicha disciplina “segrega, discrimina, excluye y no debe existir”. La idea es llegar a un punto donde puedan hacernos creer que la Educación Especial ya no es necesaria.

Organizaciones de la sociedad civil, grupos empresariales, medios de comunicación y supuestos defensores de los derechos de las personas con discapacidad, se agrupan y forman un frente común en contra de la educación pública; todo esto mientras planean e implementan estrategias para beneficiarse económicamente de la educación de personas con discapacidad y trabajan en convencer a las familias de irse a sus escuelas o instituciones. Dicho grupo, se asume como representante de todas las personas con discapacidad en el país (Movimiento Tres Doce y otros).

El Sistema Educativo Nacional, agudiza sus mecanismos de exclusión para orillar a los alumnos a desertar, al no proporcionarles la atención y las herramientas que requieren, los alumnos pasan a ser parte del mobiliario; el desencanto y la frustración obliga a muchos padres a buscar opciones en la iniciativa privada y condena a quienes no tienen recursos al aislamiento. Ejemplo de esto es lo que está pasando con los Centros de Atención a Estudiantes con Discapacidad (CAED), al gobierno se le hizo fácil dejarlos sin presupuesto, sumiendo a alumnos, padres y maestros en la desesperación e incertidumbre.

¿La alternativa? Que los alumnos de CAED vayan a las escuelas regulares, en las cuales, no se ha hecho mejora ni esfuerzo alguno para garantizar que reciban la atención que requieren. Simulación.

Otro paso importante es minimizar, confundir e intentar acallar las voces de maestros, padres de familia y alumnos inconformes; aplicar técnicas de coco wash para convencer a la población de que las decisiones tomadas son las mejores y cualquiera que se oponga es porque “no se siente capaz”, “está en su zona de confort”, “no tiene vocación”, “no se pone la camiseta” o es “antiderechos”.

La Educación Especial, se reduce al mínimo en el sector público, queda a voluntad de la disponibilidad presupuestaria y poco a poco se abona el camino para su eliminación total.

La manipulación de las políticas educativas internacionales y los tratados vinculantes como la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, son la mejor arma para atacar a la educación pública. México, no es el único país que ha vivido o está pasando por este proceso, la ONU y la UNESCO, han declarado que la inclusión, resulta más barata y eficiente para los gobiernos.

La inclusión en México, es cuestión de dinero.

¿Te has preguntado por qué se ataca únicamente al sector público y no se toca a la iniciativa privada?

Un comentario en ““Teletonización de la Educación Especial”.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s