Archivo de la categoría: Sin categoría

¡EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL! Las familias hablan.

El 19 de marzo de este año, se realizó el “FORO ESPECIAL DE PARTICIPACIÓN EN MATERIA DE DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD”, organizado por el CONADIS.

Itzel Hermida estuvo presente, defendiendo el derecho de su hermana Amparo a recibir Educación Especial, les compartimos la ponencia que leyó y entregó ese día:

Tres minutos son muy poco tiempo para decir todo lo que hemos callado durante los 23 años de vida de mi hermana; comienzo aclarando que su desarrollo y logros, se deben al trabajo y compromiso que hemos asumido como familia, y se deben también a las escuelas de Educación Especial y a los maestros especialistas.

Cabe mencionar que todo apoyo gubernamental nos ha sido negado, al considerarse a Amparo como una persona con discapacidad en posición privilegiada; el año pasado, iniciamos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), un trámite para obtener el dictamen de incapacidad permanente que nos permita asegurarle servicio médico por toda su vida, han sido meses de consultas, vueltas, citas y trámites en los que algunos médicos han demostrado no tener conocimiento alguno sobre Trisomía 21. Utilizo las palabras “incapacidad permanente” porque ese es el nombre que se le da a dicho dictamen. (Al día de hoy, 29 de mayo, seguimos sin obtener el dictamen).

Me parece grave que, en medio de este debate, se considere a la educación inclusiva como un sustituto de la Educación Especial y que no se reconozca a la segunda como un campo disciplinar crucial para el desarrollo de las personas con discapacidad. Durante los primeros años de vida de Amparo, mi familia decidió inscribirla a la escuela regular, todo funcionó hasta que llegó el momento de entrar a 1° de primaria, fue en ese momento cuando ella comenzó a concientizar su diferencia y a ser discriminada y segregada por sus compañeros.

La escuela y los maestros no contaban con los elementos y las herramientas necesarias para brindarle la atención que ella requería, a pesar de ser una institución Montessori; eso nos motivó a inscribirla en una escuela para personas con Síndrome de Down; fue en esa escuela donde ella encontró lo que necesitaba y donde recibió el apoyo requerido para constituirse como la persona que es ahora.

Actualmente, Amparo pinta, baila, se expresa oralmente, maneja perfectamente la computadora y el celular; conoce su cuerpo, cocina, juega boliche, borda, está aprendiendo a tocar el piano y a tomar fotografías de manera profesional. Ha participado en 7 exposiciones de pintura y su acervo asciende a más de 200 cuadros y grabados en técnicas como óleo, pastel y acuarela. Todo esto, ha sido resultado de un proceso educativo donde la Educación Especial ha sido la clave y la ha dotado de herramientas para la vida. Todo esto a pesar de que cuando nació, los doctores afirmaban que nunca caminaría y que probablemente viviría poco.

Amparo e Itzel durante una de sus exposiciones en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).
Al fondo se observa el cuadro “El árbol de Van Gogh”, óleo sobre tela.

Disiento de la idea de que incluir significa negar la diferencia y de que todas las personas con discapacidad deben estar en las aulas regulares; disiento de la idea de que Educación Especial discrimina y segrega cuando he sido testigo de las condiciones deplorables en que se encuentran las escuelas públicas, la falta de infraestructura, la carencia de materiales, las pocas herramientas y la necesidad de capacitación del personal; es utópico hablar de inclusión en esas condiciones.

Muchos aquí, defienden el derecho de sus familiares a estudiar en las mismas aulas que los demás, yo defiendo el derecho de Amparo y de muchos que, como ella, requieren de atención especializada y diferenciada. Tanto ustedes como yo, merecemos ser tomados en cuenta y que nuestra voz sea escuchada.

Antes de hablar de inclusión, es necesario que el Estado mexicano, asuma su responsabilidad con las personas con discapacidad, que se asuma que la inclusión no es una política educativa sino una política de Estado y que este debe garantizar las condiciones para que todas las personas ejerzan sus derechos sin importar su condición o situación.

La permanencia, reestructuración y fortalecimiento de la Educación Especial son indispensables para garantizar el derecho a la educación de las personas con discapacidad, una educación basada en los principios de igualdad sustantiva y equidad.

Llevo más de15 años, estudiando y analizando a la discapacidad como condición del sujeto y como fenómeno social; he concluido que es el Estado quien debe eliminar las Barreras para el Aprendizaje y la Participación (BAP) y dar respuesta a las Necesidades Educativas Especiales (NEE) de todas las personas con discapacidad.

Pertenezco a un colectivo llamado Educación Especial Hoy, en el que maestros especialistas, personas con discapacidad, estudiantes normalistas y cuidadores, defendemos la permanencia y fortalecimiento de la Educación Especial.

Manifiesto mi rechazo a las políticas asistencialistas de la nueva administración, en las cuales se “beneficia” a unos cuantos, y se excluye a la mayoría, manifiesto la necesidad de implementar políticas que resuelvan los problemas de fondo y que dignifiquen al sujeto. Es grave que, en el 2019, no contemos con información precisa sobre el número de personas con discapacidad que hay en México y cuales son sus necesidades reales, demando al Estado que se realice un diagnóstico a nivel nacional y que sea en base a los resultados arrojados por él, que se implementen las políticas necesarias para beneficiar a todos y no únicamente a un pequeño grupo.

Cierro esta intervención aclarando que las Asociaciones de la Sociedad Civil, no representan a todas las personas con discapacidad y no se les puede facultar para hablar en nombre de los más de 8 millones de personas con discapacidad que hay en el país. Mi familia y yo nunca nos hemos beneficiado ni hemos sido escuchados por dichas asociaciones.

No acepto la imposición de sus ideologías ni que se hable en nombre de Amparo sin conocerla e ignorando las demandas, necesidades y condiciones de vida de las personas con discapacidad intelectual que resultan las más afectadas en esta pugna por la eliminación de la Educación Especial.

MUCHAS GRACIAS.

“LA ESCUELA NORMAL DE ESPECIALIZACIÓN (ENE) DE LA CDMX Y SU NULA DEFENSA DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL”

La ENE, fue la primera institución formadora de maestros de Educación Especial, en México y Latinoamérica.

La Escuela Normal de Especiaiización (ENE) “Dr. Roberto Solís Quiroga”, de la CDMX, es una institución creada en el último tercio del siglo XIX, bajo una tendencia modernizadora; orientada por el liberalismo y el positivismo, sus aportaciones médico-pedagógicas para la investigación, tratamiento y educación de la infancia de nuestro país, son invaluables. 

La institución que enseñó a sus egresados a defender el pensamiento crítico, la que nos formó con la consigna de atender  a grupos vulnerables y en especial a las personas con discapacidad; es la misma cuyo silencio nos sorprende en estos momentos de transición que se viven en el país. Su complicidad ante un gobierno que se ha pronunciado por erradicar a la Educación Especial, nos decepciona; hasta éste momento, directivos, administrativos y maestros no han realizado una convocatoria a toda la comunidad que integra y que representa a la Educación Especial en México,NO HAN LLAMADO A SU DEFENSA. 

¿Acaso nuestros maestros ya olvidaron que la base, misión histórica y sentido de existencia de la ENE,es el compromiso social de sus egresados, la vocación y el amor por la enseñanza de los alumnos con necesidades educativas especiales? 

Eso nos dijeron, y nosotros les creímos. 

La ENE se ha adaptado a los cambios políticos, administrativos y sociales; no olvidemos que desde su creación, los egresados nos hemos enfrentado a limitantes en nuestro quehacer profesional, entre las que destacan: la falta de plazas docentes y el mínimo apoyo y respaldo que gubernamentalmente se le brinda a nuestra profesión. 

Analizando el cambio radical en el funcionamiento de las instituciones gubernamentales (resultado de la Cuarta Transformación); considero que la ideología del neoliberalismo se está acentuando. La Educación Especial ya no es importante,  no es tema de consulta ciudadana a nivel nacional; su destino se ha definido sin la participación del pueblo de México. Se ha establecido su absoluta desaparición, haciendo ver que es innecesaria y que dentro del proceso de modernización es importante sustituirla por la inclusión educativa. 

Como resultado de esta visión, se implementó el plan de estudios 2018, utilizando a la ENE como la sede privilegiada para su implementación.

¡MAESTROS Y COMPAÑEROS! 

-¿Dónde quedo nuestro juramento al servicio de las personas con discapacidad y de la Educación Especial?

-¿Dónde están nuestras ganas de poner a la educación a la vanguardia? Defendiendo lo que alguna vez nos fue enseñado y que se entiende nos quedó bien aprendido. 

-¿Acaso ya paso de moda la Educación Especial y dejaron de existir personas con discapacidad?

-¿Es invisible el hecho de que la única opinión que está siendo tomada en cuenta para posicionar a la inclusión educativa, es la del cúmulo de Asociaciones de la Sociedad Civil que dicen estar en pro de las personas con discapacidad? 

-¿Es invisible que dichas AC´s, verán su mayor éxito a partir de la necesidad de la sociedad y se beneficiarán del incentivo económico que les dará el gobierno a las personas con discapacidad seleccionadas?

Preciso que este incentivo no es para todos, que quede bien entendido que las personas con discapacidad, no tendrán acceso a lo que hasta este momento les ofrecen los maestros de Educación Especial en las instituciones públicas ¡Que irónico y cruel es el trasfondo de la modernidad!

Mientras la iniciativa privada lucra con las necesidades de las personas con discapacidad, las familias que no tengan posibilidades de pagar sesiones terapéuticas, educación privada  y rehabilitación, serán excluidas, teniendo como consecuencia el rezago educativo, ausentismo y la deserción escolar. Que discriminatorio será que las personas que tengan ingresos económicos superiores, disfruten de los beneficios que otorguen dichas instituciones (avaladas e incentivadas por el gobierno federal), olvidándose los que no tengan las mismas posibilidades. 

Esto es un golpe más al pueblo de México. Si a las personas que se benefician y vierten sus esperanzas en el apoyo de la Educación Especial, las que no tienen que esperar una cita o pagar por cada intervención y las que tienen mayores expectativas, se les niega el derecho a recibir este servicio,  esas personas verán limitadas sus oportunidades de igualdad. 

Al no haber considerado a la Educación Especial dentro del Artículo 3° Constitucional, y de concretarse su eliminación, las consecuencias serán irreversibles. 

Es penoso e inmoral,  saber que algunos egresados de la ENE, están formando parte de ese proceso de involución, es inmoral que algunas personas vean su beneficio económico en la discapacidad. Ellos serán responsables de generar una ola de violencia, acentuar los estigmas sociales, la discriminación, la incertidumbre, la inseguridad y la exclusión de las personas con discapacidad que no logren responder a los intereses de unos cuantos; personas que poniendo su fe en un nuevo gobierno y cansados de promesas de dirigentes sin el más mínimo sentido de consideración hacía ellos, verán  derrumbadas sus ilusiones.

Por ejemplo: es increíble que nos sigamos emocionando y asombrando de los logros o fracasos de las personas que se hacen famosas y de las que tienen apoyos económicos gubernamentales; mientras nuestros atletas paraolímpicos  tienen que buscar sus propios recursos para competir. Se podrían poner muchos más ejemplos de personas con discapacidad que han triunfado,  poniendo el nombre de nuestro país México muy en alto a nivel internacional, y que han tenido el apoyo de los servicios de Educación Especial.


¿Sabías que la formación de maestros de Educación Especial se ha transformado y diluido a lo largo de los años?

Cuando se creó la ENE, las primeras carreras que impartió fueron las siguientes:

  • Maestro especialista en la Educación Especial de niños anormales mentales y menores infractores.
  • Maestro especialista en la Educación Especial de niños ciegos. 
  • Maestro especialista en la Educación Especial de niños sordomudos.
  • Maestro especialista en la Educación Especial de niños lisiados del aparato locomotor.

Décadas más tarde, a raíz del plan de estudios 1985, la Licenciatura en Educación Especial se estructuró en las siguientes áreas de formación:

  •  Audición y Lenguaje
  • Ceguera y debilidad visual
  •  Trastornos Neuromotores
  •  Deficiencia Mental
  • Problemas de Aprendizaje
  • Infracción e Inadaptación Social

Con el plan de estudios 2004, las áreas de formación se redujeron a cuatro: 

  • Visual
  • Auditiva y Lenguaje
  • Intelectual
  • Motriz

Se hace referencia a éste antecedente histórico, ya que no fue tan difundido que en 2018, la Secretaría de Educación Pública (SEP), ofertó en su convocatoria de ingreso a las Escuelas Normales, la Licenciatura en Educación Especial en sus cuatro áreas de formación; pasado el concurso,  se informó a los estudiantes que no se les impartiría la formación ofertada y  que esta sería sustituida por la Licenciatura en Inclusión Educativa; los alumnos de la ENE, se enfrentaron a un plan de estudios incompleto y una malla curricular que se estaba creando y se consolidaría con el tiempo. La eliminación de la formación especializada, causó mucha inconformidad en la comunidad estudiantil. 

Estudiantes de la ENE, protestan contra la eliminación de la Licenciatura en Educación Especial y la imposición del plan de estudios 2018.

Los Licenciados de Educación Especial, fuimos formados para identificar y atender las Necesidades Educativas Especiales de los educandos con y sin discapacidad; identificar y evaluar los procesos, ritmos y estilos de aprendizaje y favorecer la construcción de aprendizajes significativos para la vida. Trabajamos bajo el principio de atención a la diversidad, hacemos uso de la rehabilitación biopsicosocial del individuo, y participamos en los equipos ínter y multidisciplinarios. 

Ponemos debida atención en la diversidad sociocultural, favorecemos los procesos de intervención educativa,  tenemos la concepción de la escuela intercultural, trabajamos tanto en la educación formal, como en la educación no formal y proporcionamos atención en condiciones de igualdad y no discriminación, sin distinción de las características psíquicas, étnicas, físicas, sociales o culturales de las personas que asisten a los espacios destinados para impartir educación.

¿Es muy difícil darse cuenta de que nosotros vemos a la diversidad como cualidad humana y no como etiqueta? 

¿Es posible que sólo se trate de un cambio de nombre de Educación Especial a Inclusión Educativa, y que realmente esta sea la tan esperada transformación de la sociedad mexicana para beneficio de todos?

¿Será que se esta gestando un sistema de imposiciones a favor de unos cuantos? 

La respuesta la sabremos con el tiempo; en tanto yo me cuestiono: 

¿Cuándo fue que los procesos de inclusión e integración educativas, comenzaron a trabajarse separados del proceso educativo?

Durante nuestras prácticas docentes frente a grupo,  nos fueron enseñados como una triada. 

¿Será que los cambios que han sucedido en Educación Especial, sucedieron tan deprisa que los profesores que fueron nuestros andamiajes, también desconocían o  nos formaron bajo su criterio por falta de actualización? 

¿Es posible que éste fenómeno responda a una política globalizadora, con tintes meramente comerciales, que disfraza la privatización de los servicios de Educación Especial encausados a las personas con discapacidad? 

Es menester mencionar que calidad y excelencia son términos que en sí mismos, segregan y excluyen; hay que estar bien atentos, porque están siendo utilizados en la educación, contradiciendo sus ideales; porque o se incluye o se excluye a las personas con discapacidad en el ámbito educativo.

El autor Etxeberria, en un artículo de la revista “Riverdia”, titulado  Ética y discapacidad, refiere que inclusión es la categoría básica en juego cuando se plantea la tarea social en torno a los derechos y la vida plena de las personas con discapacidad; identificando qué para él, la inclusión es aplicable principalmente al entorno social. Al mencionar los derechos y la vida plena de las personas, cabe mencionar que la familia y la escuela, son los espacios dónde se gestan los hábitos, los valores de los individuos y los cimientos de su evolución; lo cual se ve coartado al no contar con los apoyos que requieren y a los que por ley tienen derecho. 

⇩Invito a todos los maestros de Educación Especial, maestros de Educación Básica, padres de familia, personas con discapacidad, estudiantes de las Escuelas Normales y a los egresados de la ENE, a estar atentos a los cambios y a asumir nuestra responsabilidad en defensa del derecho a la educación de las personas con discapacidad. 

Un texto de: 

Elimei Zavala

Licenciada en Educación Especial en el área de Infracción e Inadaptación Social Egresada de la Escuela Normal de Especialización (ENE) de la CDMX