Archivo de la etiqueta: Privatización de la educación

Sobre inclusión, exclusión, lucro, imposición, derechos y “antiderechos”.

*Redacción Educación Especial Hoy

La batalla por la “inclusión educativa” de las personas con discapacidad, se asemeja a una cruzada donde el culto de moda, mayoritario, más popular y “políticamente correcto”, intenta imponerse a toda costa, demostrar su supremacía y eliminar a cualquier práctica o persona que se atreva a cuestionarlo o no acceda a formar parte de sus feligreses. Reflexionando y analizando la situación, los Derechos Humanos han sido lo menos importante en esta batalla por el dominio de las conciencias; al igual que en las cruzadas, estamos ante una guerra económica y de poder.

Un acto en apariencia sencillo, como respetar el derecho a decidir de padres y alumnos con discapacidad, parece imposible de aceptar, comprender y llevar a cabo; porque no puede existir otro camino ni otra verdad más que la promulgada por los “apóstoles de la inclusión”, fieles creyentes en los mandatos de la ONU, UNESCO, OCDE, BM y FMI.

Mientras esta batalla se lleva a cabo, las condiciones de vida de las personas con discapacidad en México no mejoran y enfrentamos retrocesos importantes en la atención educativa a este sector de la población.

Recapitulemos:

  1. Más de 3 millones de niños, niñas y adolescentes en edad de cursar la Educación Básica y con algún requerimiento específico de aprendizaje, se encuentran excluidos del Sistema Educativo Nacional sin que el Estado y los apóstoles de la inclusión se preocupen por ello.
  2. Los migrantes, adultos, indígenas, personas en situación de calle y personas privadas de su libertad con discapacidad, tampoco están en su agenda; su energía e intereses se concentran únicamente en demostrar que ellos tienen razón, que Educación Especial debe desaparecer y que nosotros somos los “antiderechos”, como nos han bautizado.
  3. Los servicios de Educación Especial, continúan en proceso de desmantelamiento y en muchas comunidades rurales o indígenas simplemente no existen; en esas mismas comunidades tampoco hay escuelas o las existentes están en condiciones paupérrimas e indignas; eso tampoco parece preocuparles, incluso pugnaron por la eliminación de la Educación Indígena, afortunadamente los legisladores no se atrevieron a tanto.
  4. Las brechas de discriminación, exclusión, deserción y acoso escolar, han aumentado; el discurso “integrador” y ahora el “incluyente” han tenido el efecto opuesto a lo que promulgan. El problema principal, es que se han mantenido en eso: en un discurso bonito.
  5. La formación de maestros de Educación Especial en las Escuelas Normales Públicas está a punto de eliminarse; situación aprovechada por una gran cantidad de instituciones “patito” para ofrecer todo tipo de especializaciones, maestrías, doctorados, cursos, diplomados y hasta planeaciones para la atención educativa de las personas con discapacidad o requerimientos específicos de aprendizaje. Por supuesto, avalados por la SEP, por una módica cantidad de dinero, te conviertes en especialista. ¿Complicidad, negocio y ganancias compartidas?
  6. La Secretaría de Educación Pública (SEP), parece no tener claridad sobre la diferencia entre Educación Especial e Inclusión Educativa; asumiendo a la segunda, “irónicamente” como exclusiva de las personas con discapacidad; la iniciativa para la Ley General de Educación (LGE), presentada por Morena y elaborada por la SEP, es evidencia de su confusión.
  7. Académicos, especialistas, expertos y maestros que en algún momento defendieron e hicieron grandes contribuciones al campo disciplinar de la Educación Especial; se han alineado con el discurso oficial y desde sus escritorios, niegan el derecho de quienes lo requieren, a beneficiarse de esta modalidad educativa. Bajo la bandera de los enfoques “críticos” y “anti-capacitistas” de la discapacidad, legitiman la moda inclusiva, la negación de la diferencia y la imposición. ¿Conveniencia?
  8. La educación para personas con discapacidad, ha entrado en la última etapa de Teletonización; de pronto, los grupos empresariales y medios de comunicación a través de célebres periodistas, han aumentado su interés por la inclusión educativa, pugnan por la eliminación de las “escuelas especiales” y la inclusión total.
  9. Que Mexicanos Primero, Fundación Azteca y el Movimiento Tres Doce, estén metiendo mano específicamente en nuestra modalidad educativa, no es casualidad, altruismo ni genuina defensa del derecho a la educación.
  10. Los ataques, se centran exclusivamente en los servicios públicos; las ONG’s, IAP’s, AC’s, fundaciones y otras instituciones privadas que ofrecen servicios educativos o laborales a personas con discapacidad, podrán seguir trabajando y cobrando tranquilos porque los “defensores del derecho a la inclusión”, no se van a meter con ellos y no los van a cuestionar. Para ellos, los servicios públicos de Educación Especial, son los únicos anticonstitucionales, segregadores y discriminatorios.
  11. La exclusión ha sido reconocida constitucionalmente, y la etiqueta de “excepcionales”, impuesta a los alumnos con necesidad de apoyos educativos especializados, ha sido ampliamente aceptada y celebrada; afirmándose que se trata de un término de Derechos Humanos.
  12. La responsabilidad de la inclusión educativa, está siendo colocada únicamente en el maestro, sin que la SEP explique con claridad de qué manera se llevará a cabo la transformación educativa que se han dedicado a anunciar con bombo y platillo . Seguimos y seguiremos en la simulación.
  13. El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, decidió entregar la rectoría del SEN a la iniciativa privada mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador, afirma todos los días que “ya no hay corrupción ni compadrazgo en el gobierno”.
  14. La SEP, no ha realizado una consulta a las personas con discapacidad que asisten a las escuelas públicas y a sus familias; consulta que debe realizarse en los términos que establecen la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) y la Observación General N° 7 del Comité de Discapacidad de la ONU; si vamos a ser incluyentes, hagámoslo bien y de acuerdo a la ley.
  15. La Estrategia Nacional de Inclusión Educativa (ENIE), se centra únicamente en las personas con discapacidad que ya están dentro del SEN; excluyendo a las otras poblaciones en condición de vulnerabilidad y a los más de 3 millones de niños, niñas y adolescentes mencionados en el punto 1.
  16. Para la “construcción” de la famosa estrategia, también se excluyó a alumnos y padres de familia; la opinión de los maestros de Educación Especial y de Educación Básica, tampoco importa para la SEP; pretenden “consultarlos” cuando la ENIE ya está prácticamente construida. Otra simulación.
  17. Curiosamente, la problemática de Educación Especial, ha sido ignorada en todos los foros de análisis y discusión sobre la Reforma Educativa y las Leyes Secundarias, de todas las propuestas presentadas, la redacción demuestra que se retomó poco o casi nada. El poder de los grupos empresariales se impuso al deber y compromiso de los legisladores de la “Cuarta Transformación”. Ni un solo padre de familia o alumno con discapacidad participó en la última ronda de Audiencias Públicas.
  18. Únicamente un reducido número de personas no vinculadas al Movimiento Tres Doce, fuimos invitados a las mesas de trabajo para la construcción de la ENIE; ha sido una dura batalla contra decisiones que parecen haber sido tomadas hace mucho tiempo (recordemos que la propuesta ciudadana “Acceso Efectivo a la Educación Inclusiva”, fue presentada, recibida y avalada por la SEP, el pasado 20 de marzo). Es posible que algo cambie, es más posible que se trate de otra simulación; seguimos y seguiremos dando la batalla con argumentos sólidos.
  19. La SEP afirma que Educación Especial no va a desaparecer, sin embargo, el Secretario de Educación Pública, declaró que no hay presupuesto para esta modalidad ¿Nos dejarán morir por inanición?
  20. El modelo social de la discapacidad, está siendo usado a modo para eliminar o reducir al mínimo, la oferta educativa para personas con discapacidad a nivel público; el enfoque de Derechos Humanos y los ya en esencia excluyentes tratados internacionales, también fueron manipulados, trasquilados y reducidos a instrumentos para justificar el negocio y la imposición.

Habiendo repasado algunas de las problemáticas educativas (no acabaríamos de enumerar todas), nos preguntamos:

¿Cuál Inclusión? ¿Cuál respeto al derecho a la educación?

Imprescindible no equivocarnos; no estamos ante una defensa férrea del derecho fundamental a la educación y el bienestar, estamos ante un negocio lucrativo planeado, organizado e iniciado hace años.

La discapacidad vende y vende mucho.

En un artículo pasado, hicimos una crónica del proceso de desmantelamiento de la Educación Especial en México y de los intereses que hay detrás. También, hemos analizado de qué manera, la Reforma Educativa 2019 y las iniciativas para las Leyes Secundarias, se han alineado para favorecer los intereses de grupos empresariales.

El derecho a recibir Educación Especial en todas sus modalidades, fue borrado de la Fracción II, inciso F, de la iniciativa de reforma al Artículo 3o Constitucional, poco después de que Mexicanos Primero presentara su “propuesta” para eliminar a nuestra modalidad y a Educación Indígena. El dictamen en cuestión ya había sido aprobado en lo general y en lo particular por las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales; en el pleno de la Cámara de Diputados, no se aprobó ninguna modificación a dicho inciso.

También, es de llamar la atención, que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ha sido omisa ante las quejas y advertencias sobre la violación a los derechos de las personas con discapacidad, no somos el único grupo que ha acudido a ellos para plantear la problemática educativa; su presidente y otros funcionarios han salido a cámara en eventos organizados por integrantes del Movimiento Tres Doce y la Fundación Teletón.

Imaginemos la cantidad de dinero que llegará a las instituciones de educación y asistencia privada si permitimos la reducción o eliminación de la oferta pública; imaginemos y recordemos que el Estado mexicano lleva años asignando recursos a fundaciones como Teletón y a las Orquestas Infantiles “Esperanza Iris” de Fundación Azteca; recursos que deberían ser invertidos en mejorar y crear servicios públicos.

Las situaciones arriba mencionadas, son de dominio público, sin embargo, han sido pocos los defensores de derechos humanos que se han pronunciado en contra de esa cadena de irregularidades y corrupción; desde este espacio les preguntamos:

  • ¿Acaso hay una escala de derechos que merecen ser defendidos y otros que no?
  • ¿Acaso el problema es que los afectados son los más pobres, los invisibles, los que nunca se han detenido a mirar?
  • ¿Acaso la violencia, imposición y maltrato a los alumnos de escuelas públicas y a sus familias, no es digna de su atención?
  • ¿Dar cumplimiento a rajatabla los designios de la ONU, es más importante que el respeto a la dignidad humana?

Cuándo se viola impunemente el derecho de las personas con discapacidad y sus familias a ser consultados, opinar y participar de las decisiones que les afectan directamente; cuando se lucra con la educación de uno de los grupos más vulnerables, y cuando se guarda silencio ante la injusticia ¿Quiénes son los antiderechos?

A estas alturas, es difícil afirmar que el presidente Andrés Manuel López Obrador, no está enterado de lo que ocurre en la SEP y de los vínculos de su Secretario de Educación Pública con aquellos que están tomando las decisiones en materia educativa ¿Debemos asumir la Teletonización como una omisión de la 4T, o como parte de su política educativa?

Al magisterio mexicano y a las familias, nos toca asumir una dolorosa verdad:

Fuimos engañados, la Reforma Educativa 2013 nunca se abrogó y la nueva llegó para arraigar aún más el modelo educativo neoliberal; la privatización de la educación es un hecho, y Educación Especial es la primera víctima de un negocio muy rentable.

También nos toca, defender la educación pública, a nuestros alumnos y a la Educación Especial.

Ante este panorama, y si tanto el modelo social de la discapacidad como el enfoque de Derechos Humanos; sirven únicamente para imponer, violentar, negar la diferencia, solapar el lucro y destruir las identidades colectivas; nos asumimos orgullosamente como #Antiderechos.

Enlaces de interés:

https://www.quintoelab.org/falsafilantropia/

https://educacionespecialhoy.com/2019/07/11/educacion-especial-en-mexico-cronica-de-un-desmantelamiento-anunciado/

https://www.gob.mx/sep/es/articulos/boletin-no-38-garantizara-gobierno-de-mexico-educacion-a-todas-las-personas-con-alguna-discapacidad-esteban-moctezuma-barragan?idiom=es

https://www.proceso.com.mx/385184/teleton-negocio-privado-con-fondos-publicos